lunes, 22 de agosto de 2011

Hallazgos de un día cualquiera IV: en la librería Veo Veo de Chos Malal-Neuquén



Hola a tod@s: por distintas razones, personales y laborales, hace tiempo que no colgaba ningún post y tenía este en la gatera pero sin tiempo para subirlo.

A principios de agosto, estuve trabajando unos días en la localidad de Chos Malal, en el norte de la provincia de Neuquén. Es la ciudad más antigua y primera capital de la provincia. Me hizo acordar a Chilecito, con sus grandes plazas y sus árboles añosos. La diferencia es que para esta época del año puede llegar a hacer 20 grados bajo cero. Por suerte, los días que estuve el clima fue más benigno.

El primer día que llegamos, por la tarde, salimos a caminar un poco y a estirar las piernas después de cinco horas de viaje desde Neuquén capital y, casualmente, encontramos una librería. La librería Veo Veo que es el rincón literario de la localidad. Nos atendieron amablemente la librera y unas pueblerinas que estaban ahí, nos ofrecieron mates y una cálida charla. Mientras mis colegas charlaban, yo aprovechaba para recorrer la pequeña librería y ver si encontraba algún libro interesante. En el sector de educación, bastante nutrido con publicaciones nacionales pero también con publicaciones de la UNCO -la Universidad Nacional del Comahue- encontré un libro que hacía tiempo que buscaba en Buenos Aires y no lo había visto más.

Se trata de Aseo y presentación con imágenes de Susana Di Pietro y textos de Pablo Pineau, editado en 2008 por los autores. Una joyita en términos de diseño editorial y una maravilla en cuanto a cómo en cada texto, a partir de distintas imágenes, se va constituyendo la memoria de la infancia en la escuela. Las imágenes de Susana Di Pietro remiten al universo escolar y a la infancia en la escuela y los textos de Pineau rescatan fuentes históricas sobre el mundo de la escuela y se entraman con sus propios recuerdos escolares. Así desfilan ante nuestros ojos textos que remiten a "La escuela como máquina de imposición estética", "Familia de palabras", "Guardapolvo", "El niño peronista", "Recreo", "Maletín de niña", etc. Cada título nos traslada a nuestra infancia, a las imágenes de nuestra escuela y nuestras vivencias en la escuela, y el libro se constituye en un álbum de imágenes de la infancia escolarizada y en una memoria de la escuela de otros tiempos.


Una grata sorpresa en los anaqueles de la Librería Veo Veo.

Espero que les guste el post y que compartan ¿qué recuerdos tienen de su escuela?

Besos,

Val

5 comentarios:

  1. Ay, quiero verlo... me lo prestás?
    Recuerdos de infancia escolar? El olor a matecocido en la cocina con las porteras siempre en reposo, los útiles relucientes de la 1era. semana de clases, los lápices con mi nombre y los cambios según pasaban los años: de valija/maletín a canasta de mimbre y de allí a elástico para llevar las cosas...
    Besitos:>

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mati, por el comentario! sí, claro que te lo presto. Haceme acordar cuando nos veamos. Qué lindos los recuerdos que contás. Sí, lo de los cambios de valija a canasta la recuerdo!
    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Guau, qué linda noticia. Qué bueno saber que las cosas que uno hizo cobran vida por ahí
    Pablo Pineau

    ResponderEliminar
  4. Me gusta tu blog, te sigo !
    Te espero en www.miniplaceres.blogspot.com
    Beso, Romina.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los comentarios! Y qué lindo tener una participación del autor! Sí, los libros tienen vida propia y uno no sabe dónde los puede encontrar, no? Para mí fue una hermosa sorpresa encontrarlo en esa librería perdida en la Patagonia.
    Besos,

    ResponderEliminar