martes, 27 de febrero de 2018

Última entrega: de lectorxs y libros

                                                                            Ortigia, 9 de enero de 2018. 


Explorando los anaqueles de la Librería Mascali, me encontré con Letania per un lettore lamentoso de Laura Mango y Marco Petrella editado en 2017 la editorial siracusana Verbavolant edizioni.






Se trata de un libro sobre la lectura y lxs lectorxs, sobre las experiencias que lxs lectorxs atravesamos cuando leemos, cómo somos interpeladxs o no por ese texto que estamos leyendo.
La lectura como una experiencia que nos atraviesa y nos constituye como sujetxs. Experiencia donde nos refugiamos, nos nutrimos, nos reímos, lloramos, nos enojamos.
La lectura como la posibilidad de dialogar con personajes e historias que nos hablan de nosotrxs mismxs aún en la extrañeza y lejanía.



Un libro que habla de la lectura, como ya reseñamos acá, o tantos otros que hemos leído donde la lectura se tematiza en las historias que leemos.



Un libro para leer y leer, para leer en distintas direcciones y, en cada pliegue descubrir la posibilidad de conocer otro lector/lectora descubriendo la experiencia de leer.



viernes, 16 de febrero de 2018

Tercera entrega: literatura e inmigración


                                                                                               Siracusa, 9 de enero 2018.
Caminata por Ortigia, Siracusa, esta tardecita.


En una calle, descubrimos la “Librería Mascali”, antigua librería de esta parte de la ciudad que desde hace 88 años es un lugar de encuentro con los libros. La dueña, una antropóloga que desde hace cinco años se hizo cargo de la librería, trata de darle a este espacio una impronta fuerte en lo literario y en las ciencias sociales. Además, recibe a cada lector/a como un amigx que llega a su casa, convida té y cedri -un fruto siciliano para mí desconocido hasta el momento.



Recorro los estantes, las mesas de libros y me refugio en el sector de literatura para niñxs al fondo de la librería. Un libro me llama la atención.  Se trata de Mediterraneo del escritor e ilustrador suizo Armin Greder que ya conocimos acá, que está co-editado por Amnesty Internacional y Orecchio Acerbo (2017) y ganó el año pasado el Best Children´s Publisher of the Year 2017.



Libro de gran formato, con imágenes en lápiz, oscuras como el relato que se cuenta.





El mar Mediterráneo es, lamentablemente, desde hace años la tumba de miles de inmigrantes que buscan llegar a las tierras italianas buscando una mejor vida, o al menos, la posibilidad de sobrevivir sin tener que convivir con la guerra, el hambre, las dictaduras.  De ello trata este libro ilustrado, como lo plantean en los postfacios de Alessandro Leogrande y Riccardo Noury (portavoz de Amnesty Internacional Italia).


Mediterraneo de Armin Greder invita a recorrer cada doble página, conmoverse con imágenes fuertes, oscuras y que interpelan. Y es una buena oportunidad para acercarse desde la literatura a estas experiencias humanas y dramáticas que necesitan ser visibilizadas.  
En próxima entrega, más libros en “Librería Mascali”.

¿Qué otros libros conocen donde se aborda la cuestión de la inmigración?

viernes, 9 de febrero de 2018

Segunda entrega: Museo de las marionetas en Ortigia.


Ortigia, 11 de enero de 2018.

Día a pleno sol.
Luego de una visita al Museo del Papiro, una hallazgo del viaje, nos perdemos por las callecitas de Ortigia, el barrio antiguo de Siracusa, y en una esquina encontramos abierto el Museo dei Pupi, en la via Giudecca (antiguo barrio judío), en el Palazzo Midiri-Cadorna, a pocos pasos de la Plaza del Duomo.



El museo es pequeño, con tres salas, de las cuales una está cerrada por refacciones. Este museo nació en homenaje a Saro Vaccaro, el titiritero que fundó el teatro de títeres en Siracusa. La historia cuenta que en los años 70 la televisión italiana mandó un equipo a filmar los daños que había en la cúpula de la catedral y se encontró con Saro jugando en la calle con una marioneta de una oca. Filmó esa escena que, luego, se vio en la televisión y esa situación hizo que el municipio de Siracusa, al ver que había generado mucho interés, viera que las marionetas podían ser un atractivo turístico para la zona y financiara la apertura del teatro y, luego, del museo. Más tarde se sumaron los hermanos Mauceri para expandirse y desarrollar otros proyectos artísticos.



El museo, entonces, es el recorrido por las producciones artísticas de estos titiriteros.





Y, en una sala, nos encontramos con el taller de Saro Vaccaro, reproducido en sus detalles, con sus materiales y objetos de trabajo. El artista en su refugio creador.



El día terminó con otra maravilla histórica. La visita al Parque Arqueológico Neapolis donde nos encontramos y emocionamos con el Teatro Greco donde Esquilo estrenó “Los Persas” y donde la poeta Safo y el científico Arquímedes disfrutaron de funciones de teatro.



Luego de la visita a este museo como al Museo de las marionetas en Palermo, nos despedimos de estas presencias mágicas.