domingo, 12 de diciembre de 2010

Un secreto bien guardado







Leyendo el otro día un artículo sobre literatura argentina para niños encontré la referencia a un libro de Liliana Bodoc que no conocía. Justo andaba por Av. Santa Fe y aproveché para entrar en el sector de literatura infantil de la librería El Ateneo Grand Splendid que está muy bien provisto. Ahí encontré un ejemplar del libro que buscaba: Cuando San Pedro viajó en tren editado por SM en 2008, ilustrado por Valeria Docampo.

Traté de recordar si había leído alguna reseña en las revistas que habitualmente leo de literatura para niños, algún comentario en algún suplemente cultural y nada. Tal vez estuve distraída durante el 2008 porque estaba escribiendo mi tesis pero no recordaba haber leído nada sobre este texto.

Dispuesta a encontrar alguna referencia sobre este texto, lo googleé y grande fue mi sorpresa cuando sólo encontré en el blog http://www.asombrosabibliotecailustrada.blogspot.com/ algunas imágenes de la ilustradora Valeria Docampo y dos links de la ilustradora donde podía encontrar más información: http://www.valeriadocampo.com.ar/ y http://www.docampo-valeria.blogspot.com/ Luego, sólo se trataba de páginas que me remitían a cómo viajar a San Pedro, trenes en Roma, trenes en Montpellier y blogs de viajeros. Pero nada de este libro de Liliana Bodoc.

¿Por qué no aparecía reseñado en ningún lado? ¿Por qué sólo se conseguía en algunas librerías (en Fedro me dijeron que no trabajaban con SM así que tuve que buscar por otros rumbos)?
Este libro, creo, es un secreto bien guardado para quien tiene la oportunidad de descubrirlo. Para quienes todavía no lo conocen, se los recomiendo. Para los que son fanáticos de Liliana Bodoc no pueden dejar de leerlo y para los que no conocen la literatura de Bodoc es un buen texto para iniciarse en su poética.
Cuando San Pedro viajó en tren es una historia de inmigración y desarraigo donde la tristeza de una madre y un hijo que parten de San Pedro a buscar un destino mejor en "la gran ciudad" viaja en el tren. Nicanor, el niño de nueve años, aprende a medida que avanza el relato que el viaje es una forma de encontrar una salida a las luchas de un "pueblo de ciento diez años cansado de pelear contra la dentadura de la gran ciudad, que le comía las orillas." Y el tren como medio de transporte que los aleja de San Pedro para viajar a encontrarse con su padre en la gran ciudad es un túnel desconocido, un misterio a ser develado pero también es el lugar donde Nicanor encuentra un interlocutor para poder decir lo no dicho, lo que viene callando y está dentro de su corazón.

El relato de Bodoc se entrama con las ilustraciones de Valeria Docampo que arman un álbum de fotografías del viaje, los sentimientos del niño, los encuentros en el tren y el tiempo que pasa y constituye un verdadero hallazgo. Cada imagen es una instantánea en la vida de Nicanor, pasada, presente y futura. Las ilustraciones en color y en sepia construye un contrapunto con los textos de Bodoc que, como siempre, tiñe de poesía la prosa y le regala al lector una historia de tristezas pero también de solidaridades y amistad.

Es hora de leer y releer, comentar y disfrutar este secreto bien guardado.
Si alguien lo leyó cuénteme qué les pareció y si no los invito a que descubran este texto.
Besos,
Val



No hay comentarios:

Publicar un comentario