miércoles, 23 de mayo de 2018

Me dejó un hueco

                                                                                                                    A la memoria de Sara. 


Ese día sentí un hueco. La noticia me llegó en un mensaje de texto. Me dejó muda, inmóvil, paralizada. Una amiga me avisaba que Sara había muerto. Un hueco se instaló en mi cuerpo. Un hueco que todavía está ahí, a veces se hace más grande, otros días es más pequeño.

Un hueco de Yael Frankel es, ahora y en esos días, un refugio.



Un hueco de Yael Frankel (Calibroscopio, 2018) habla de ese espacio que se abre en el cuerpo cuando perdemos a un ser querido, cuando la muerte llega de manera inesperada.



Un hueco , es un libro álbum que en el diálogo entre discurso verbal y discurso icónico, representa el hueco de distintas maneras y le atribuye sentidos múltiples, de manera poética. 






Un hueco de Yael Frankel lo tengo en mi mesa de luz como un tesoro que me acompaña en estos días, cuando el hueco por la pérdida de Sara vuelve a aparecer y se hace carne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario