lunes, 7 de septiembre de 2015

Palabras de papel

Siempre me apasionaron los libros que hablan de la literatura, de leer, del mundo de papel y palabras que es todo libro. 


Hojas sobre la almohada (Abran cancha, 2014) de Natalia Méndez es un viaje a la poesía hecha de poesía, hecha de palabras, de papel de libro, de viaje literario hacia universos de ficción y lenguaje.
Este libro presenta poesías que son metapoesía para niñ@s, poesía que muestra cómo las palabras construyen mundos donde sus materiales son “palabra pájaro”, “palabras tambor”, “palabras respuesta”, “palabra color”, “palabras preguntas”.

Poemas que nos hablan de qué nos pasa cuando leemos, de cómo la literatura nos lleva a recorrer lugares extraños donde hay animales extraños “que toman el té con los vecinos” o donde hay magia pero “cuando buscás un truco/siempre te aparece otro” o bien un libro que “echó raíces en la tierra” y “en los frutos había/semillas/de nuevas historias”.

Poemas que nos hablan de la lectura como una experiencia transformadora y que tiene su propio ritmo y cadencia. Así una pausa en la lectura es “como un panadero/que pasa/flotando” y la vida en la biblioteca es la oportunidad para los libros de contarse historias. A veces el sueño conjura contra la posibilidad de seguir leyendo, uno quiere seguir pero no puede porque “la última palabra/que leo/ por la noche/es la puerta de entrada/a los sueños”. Los libros son un universo en sí mismos y pueden hacer cosas muy singulares como “cantar”, “guardar un secreto” o “se dejan acariciar”.

Poemas que son deseos de más historias, más libros y mucha lectura para esta vida.

¿Quién no quiso alguna vez llegar al final de una historia y volver a empezar? Este libro nos invita a volver una y otra vez, a leerlo y releerlo para seguir disfrutando de poesía que nos habla de poesía y de literatura. Y cada vez que lo abrimos, las ilustraciones de Fernando Calvi nos llevan a un universo donde lo abstracto y lo realista se combinan para trasladarnos, también, a otros mundos posibles de color pleno y estridente. 

Hojas en la almohada es un libro para atesorar y leer cuando parece que no hay más literatura que nos pueda transportar hacia otro lugar. Ese lugar que no es otro que el de la buena literatura.   

4 comentarios:

  1. ¡Qué bella propuesta, Vale! ¡Y qué hermosa recomendación: me encantó la reseña y me invitó a sumarla a la de Refranario! ¡Que viva la poesía! ¡Que viva la buena literatura! Un beso, Natalia.

    ResponderEliminar
  2. Sí, mucha poesía y de la buena!

    ResponderEliminar
  3. Poesía, poesía, poesía, ¡que se inunde el mundo con ella! y anoto esta propuesta.

    ResponderEliminar
  4. Super recomendado! y la autora estará leyendo poesía en las VII Jornadas de Poéticas de la literatura para niñ@s en mayo de 2016

    ResponderEliminar