martes, 23 de diciembre de 2014

Un regalo para el cierre del año: Bernabé y su amor dislocado




Hace unas semanas llegó a mis manos la nouvelle Bernabé. Memorias de un amor dislocado de Jenny Pineda con ilustraciones de Nerina Canzi (Random House Mondadori, 2014) y hoy, como último post del año, quería compartir con ustedes mi lectura de este texto.



La historia de Bernabé, un gato enamorado, es no solo el relato de un amor dislocado sino también es la narración de una ciudad y de la vida en un barrio, con sus rituales cotidianos, sus chismes, los intercambios entre vecinos y la cotidianeidad en comunidad. Asimismo esta nouvelle narra la historia de una niña y el vínculo con su “abuela un-poco-loca”, que juega y ríe ante las diferentes situaciones que atraviesan. Pero también es la narración de cómo se cuenta una historia de un amor melodramático - atravesada por el humor- entre un “gato mojado muerto rojo triste tímido libanés intolerante a la lactosa” y una gata siamesa blanca.

Bernabé. Memorias de un amor dislocado es una nouvelle de dieciséis capítulos –algunos de ellos construidos a partir de la publicación de los anuncios de los vecinos, como un modo de reforzar la construcción del verosímil del relato- donde una niña narra cómo llegó este gato a su ventana, las vicisitudes para alimentarlo y los dimes y diretes en cuanto a quién es el/a propietario/a del gato en el barrio y, en el centro del relato, cómo este gato colorado que está perdidamente enamorado de una gata y, a raíz de este amor, deviene un poeta que escribe poemas de amor, “poesía para gatos (…) dulzona”.  

Bernabé. Memorias de un amor dislocado es una novela para bucear en cómo nos enamoramos, cómo surge el amor, ese sentimiento que como dice el filósofo Alan Badiou es “siempre la posibilidad de un nacimiento”  y “una aventura obstinada” como la de este gato que, pese a todo, avanza para construir una relación, un vínculo con la gata siamesa.
Esta novela es también la oportunidad de conocer a una escritora colombiana que cuenta una historia de amor con sensibilidad y humor. Las ilustraciones de Nerina Canzi acompañan el discurso verbal a partir de una estética que se nutre de la influencia del cómic, del collage y de un estilo vintage que nos remite a esos viejos libros de cuentos de nuestra infancia.

Vale la pena conocer la historia de Bernabé. Puede ser un hermoso regalo para el arbolito.

Con este post me despido hasta el año que viene. Nos volvemos a leer a mi regreso de las vacaciones.
¡Feliz año!



6 comentarios:

  1. Claro que sí, me tentaste!!!! buenísima recomendación, Vale... Feliz Navidad!
    Besos mil, amiga :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mati por el comentario! Felicidades también para vos!

    ResponderEliminar
  3. Muy atrapante parece esta nouvelle. Especialmente porque la historia transcurre en un barrio en donde hay vecinos que de alguna manera entrelazan vínculos. También me resultan interesantes la relación, desde el humor, de la niña con su abuela “un poco loca” y en medio de eso la aparición del gato enamorado de la gata. Muy atrayentes parecen ser las ilustraciones atravesadas por el cómic, collage y vintage. ¡Ya lo agendé!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Adriana por tu comentario!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena recomendación, Vale, gracias! ¡Se sigue engrosando la lista de historias sobre gatos! Un beso, Natalia.

    ResponderEliminar
  6. Sí, tal cual. Justo leí el texto de Ruth Kaufman "Las aventuras de Bigote el gato sin cola". Otro texto más sobre gatos!

    ResponderEliminar